Contacta con nosotros en info@tiendaiberica.com

El jamón de bellota

La carne untuosa y fragante de cualquier jamón de cerdo ibérico que luzca el marchamo de la Denominación de Origen Jamón de Jabugo, resbala en la boca dejando tras de sí aromas exquisitos.

Todos lo jamones y paletas son identificados, marcados y precintados de manera indeleble e inviolable, para poder garantizar en todo momento la Calidad Total de la pieza seleccionada.

La estrechez de la caña, el color de la uña y lo estilizado de su silueta son los auténticos rasgos de identidad de los jamones ibéricos.

En el perfil de los jamones con Denominación de Origen Jamón de Jabugo, predomina la longitud sobre la anchura; la cara externa presenta el cuero perfilado en “V”, mientras el costado contrario aparece recubierto por la inevitable flora micótica blanca o gris azulada, rasgo inequívoco del lento y característico proceso de maduración en bodega.

Los jamones y paletas con Denominación de Origen Jamón de Jabugo, presentan al corte numerosas vetas de grasilla entreverada entre su carne magra, cuyo color fluctúa entre el rosa y el rojo púrpura, según sea su grado de curación y añejamiento.

Además, presenta brillantez a consecuencia del bajo punto de fusión de la grasa proporcionada por la bellota.

El Consejo Regulador controla que la presentación, etiquetado, empaquetado y conservación de los jamones y paletas, se atengan a lo establecido en el reglamento y en el manual de imagen corporativa.

La Denominación de Origen Jamón de Jabugo ampara los jamones y paletas de cerdos ibéricos alimentados de forma natural y en régimen extensivo.

Los jamones y paletas se presentan por añadas que coinciden con la fecha de remate de los cerdos ibéricos. Así un cerdo ibérico de bellota engordado en la montanera que empezó en otoño de 1995 y que se remato en los primeros meses de 1996, se clasifica en la añada de 1996:

– Jamón y Paleta Ibéricos de Bellota, que destaca por su excelencia gastronómica. Proceden de cerdo ibérico alimentado en régimen de montanera, exclusivamente con bellotas y pastos naturales. Se identifican con precinto y vitola de color rojo.

-Jamón y Paleta Ibéricos de Recebo. Proceden de cerdo ibérico también alimentado en régimen de montanera con bellotas y pastos naturales, además de con piensos autorizados por el Consejo Regulador. Se identifican con precinto y vitola de color azul.

-Jamón y Paleta Ibéricos de pienso criado en libertad. Proceden de cerdo ibérico alimentado exclusivamente con piensos autorizados por el Consejo Regulador. Se identifican con precinto y vitola de color amarillo.